Home / Europa / Francia / Pont du Gard: el acueducto romano más bello de Francia

Pont du Gard: el acueducto romano más bello de Francia

El espléndido acueducto romano del Pont du Gard es una obra realmente fascinante. Esta obra maestra de la ingeniería romana se encuentra a unos 25 km de la ciudad de Nimes y a 22 km de Aviñón. Uzes, el punto de partida del acueducto está a 16 km del Pont du Gard. La estructura es el símbolo del poder de la civilización romana. Desafortunadamente, el nombre del arquitecto que lo diseñó y construyó no ha llegado a nosotros. Este monumento ha sido incluido en la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1985.

El Pont du Gard se construyó poco después del comienzo de la era cristiana para permitir que el acueducto de Nimes (que tenía una longitud total de casi 50 km) cruzar el río Gardon. Los arquitectos e ingenieros hidráulicos romanos que diseñaron este puente, que tiene una altura de 49 metros en tres niveles, el más largo de los cuales mide 275 metros, crearon una obra maestra técnica y artística.

UNA OBRA MAESTRA DE INGENIERÍA ROMANA

La estructura tiene una altura de 49 metros y se compone de tres filas de arcos superpuestos, que se vuelven gradualmente más estrechos. El primer nivel tiene 6 metros de espesor, 22 metros de alto y 142 metros de largo y consta de 6 arcos. El segundo nivel tiene 4 metros de espesor, 20 metros de alto y 242 metros de largo y consta de 11 arcos. El tercer nivel tiene 3 metros de espesor, 7 metros de altura y 275 metros de largo y consta de 47 arcos que sostienen el canal por donde fluían las aguas.

En el primer nivel, pasa un camino, y en la parte superior del tercer nivel pasa el conducto de agua. Este conducto tiene 1.8 metros de alto y 1.2 metros de ancho y tiene un gradiente de 0.4 por ciento.

El único propósito del acueducto era transportar el agua en tuberías desde la fuente, ubicada a más de 50 km de distancia, a la ciudad de Nimes. El Pont du Gard representa la parte más espectacular del acueducto construido por los romanos en el siglo I DC. para traer agua dulce a la ciudad de Nimes. El acueducto de Nimes fue una de las obras hidráulicas más importantes llevadas a cabo por los romanos, que tardaron unos 15 años en completarlo entre el 40 y el 60 d. C. Esto sucedió bajo el gobierno de los emperadores Claudio y Nerón.

UN AQUEDUCTO DE 50 KM DE LARGO

Dañado durante las invasiones bárbaras, el acueducto dejó de funcionar en el siglo IX. Desde entonces se utilizó como puente para cruzar el río Gardon. Los bloques de piedra más grandes pesan alrededor de 6 toneladas. El acueducto explotó las aguas de la rica fuente de Eure, cerca de Uzès. A lo largo de su sinuoso camino de casi 50 km, el acueducto cruzaba valles y colinas por medio de canales y puentes subterráneos. Muchos son los restos visibles de estas estructuras a lo largo de su camino. Algunos senderos marcados alrededor del Pont du Gard le permiten descubrirlos.

Entre el comienzo (fuente de Eure en Uzès (Gard) 71,25 m.) y el punto de llegada (Castellum, rue de la Lampèze en Nimes 58,95 m.) del acueducto, la diferencia de altura es solo 12 metros. Esto lo convierte en una pendiente promedio de 24 cm / km o 0.24 mm / metro. Esto dice mucho acerca de la capacidad de los antiguos romanos. Un hermoso camino de 7 km de largo sigue los restos del acueducto. A lo largo de este camino es posible caminar hasta los restos del Pont Rou con sus concreciones, y hasta los arcos de Valive, y luego llegar al Pont du Gard y al valle de Sartanette.

HOTELES, HABITACIONES, APARTAMENTOS Y B & B

Booking.com
banner