Home / Asia / Irán / Naqsh-e Rajab: cuatro bajorrelieves sasánidas

Naqsh-e Rajab: cuatro bajorrelieves sasánidas

Naqsh-e Rajab es un pequeño sitio arqueológico sugestivo de Irán ubicado a pocos kilómetros al norte de la espectacular ciudad imperial de Persépolis y a menos de un kilómetro al sur del sitio de Naqsh-e Rostam, donde se encuentran las tumbas excavadas en la roca de los reyes aqueménidas. En Naqsh-e Rajab hay cuatro bajorrelieves del período sasánida en una pared de piedra caliza. Junto con el sitio arqueológico de Naqsh-e Rostam, el sitio de Naqsh-e Rajab está incluido en la “Tentative List” de la UNESCO para convertirse en un sitio del patrimonio mundial.

Ubicado frente a la entrada, el primer bajorrelieve se remonta a la era del fundador del imperio sasánida, Ardashir I el unificador, quien gobernó el imperio entre el 224 d.C. y 240 d.C. El bajorrelieve muestra a Ardashir I recibiendo el anillo de la realeza de Ahura Mazda. Ambos personajes están en posición vertical y el rey recibe el anillo de la realeza de manos del dios. Entre ellos hay dos figuras a pequeña escala, una es el Príncipe Bahram, nieto del rey, la otra figura representa a Izad Bahram, la divinidad iraní de los guerreros que aparece en la apariencia helenística de Hércules. Detrás del rey hay un alto funcionario con un matamoscas y el heredero al trono, el Príncipe Shapur.

Shapur I a caballo, seguido por miembros de su familia y los más altos dignatarios del estado, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini
Shapur I a caballo, seguido por miembros de su familia y los más altos dignatarios del estado, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini

MARAVILLOSOS BAJOSRRELIEVES DEL PERÍODO SASÁNIDAS

A la izquierda del bajorrelieve que representa la investidura de Ardashir I hay un bajorrelieve más pequeño en el que se representa el busto de Kartir, un importante sacerdote del período sasánida temprano. Una larga inscripción en persa medio o pahlavi (idioma persa usado en la era sasánida) describe el ascenso al poder del sacerdote durante los reinados de Shapur I (240 DC – 270 DC), Hormizd I (270 DC – 271 DC) y Bahram I (271 DC – 274 DC).

En el centro, bajorrelieve de la investidura de Ardashir I, a la izquierda, el bajorrelieve en el que está representado el busto de Kartir, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini
En el centro, bajorrelieve de la investidura de Ardashir I, a la izquierda, el bajorrelieve en el que está representado el busto de Kartir, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini

Un segundo bajorrelieve, ubicado en la pared a la derecha del bajorrelieve de la investidura de Ardashir I, también representa la investidura de un rey. En este caso, es el sucesor de Ardashir I, Shapur I el Grande (240-270 dC) quien recibe el anillo de la realeza de Ahura Mazda. Ambos personajes están representados montando a caballo. Este bajorrelieve está bastante dañado, pero su mano de obra es excelente.

Shapur I también está representado en otro bajorrelieve, ubicado en el extremo izquierdo de la pared. Aquí Shapur I está a caballo, seguido por miembros de su familia y los más altos dignatarios del estado. Todos estos personajes están representados de pie, solo el rey está a caballo. Una inscripción trilingüe en el caballo de Shapur I permite la identificación del rey. Mientras que los otros personajes solo pueden identificarse a través del signo presente en sus tocados.

Shapur I el Grande que recibe el anillo de la realeza de Ahura Mazda, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini.
Shapur I el Grande que recibe el anillo de la realeza de Ahura Mazda, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini.
Bajorrelieve de la investidura de Ardashir I, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini
Bajorrelieve de la investidura de Ardashir I, Naqsh-e Rajab, Irán. Autor y Copyright Marco Ramerini
banner