Home / África / Sudáfrica / Franschhoek: viñedos y buenos vinos sudafricanos

Franschhoek: viñedos y buenos vinos sudafricanos

La ciudad de Franschhoek se encuentra en el centro de Cape Winelands, a solo 60 km de Ciudad del Cabo. Esta ciudad está rodeada por un paisaje idílico formado principalmente por colinas, viñedos, montañas y campos de cultivo. La ciudad es una de las ciudades más antiguas de Sudáfrica, fundada por inmigrantes hugonotes franceses en 1688. De hecho, en 1685, después de la revocación del edicto de Nantes, cuando se prohibió el protestantismo en toda Francia, muchas familias de los hugonotes (unas 200.000 personas en total) huyeron de Francia.

EL RINCÓN DE LOS FRANCESES: HUGONOTES

Algunas de estas familias hugonotes se refugiaron en los Países Bajos y 277 de ellas llegaron con un barco a Ciudad del Cabo, en ese momento una colonia holandesa. Gracias a su trabajo, se plantaron las primeras vides y comenzó la producción de vino sudafricano. El gobierno holandés les dio tierras en un valle llamado Olifantshoek, que luego pasó a llamarse Franschoek, que significa “Rincón de los franceses”. La ciudad aún conserva su carácter francés y su arquitectura es puramente al estilo holandés del Cabo.

En memoria del patrimonio cultural hugonote, en 1948 se inauguró un vasto monumento a la cultura hugonote. Al lado del monumento se encuentra el interesante Museo Cultural (Huguenot Memorial Museum, abierto de lunes a sábado: 09.00 – 17.00; dom: 14.00 – 17.00).

Boschendal, Franschhoek, Sudáfrica. Autor y Copyright Marco Ramerini
Boschendal, Franschhoek, Sudáfrica. Autor y Copyright Marco Ramerini

La mayoría de los inmigrantes hugonotes eran expertos enólogos y esto provocó un rápido impulso en el cultivo de la vid en Sudáfrica. Todos los tipos de cultivo clásico de la vid se adoptan en los viñedos de Franschoek. De hecho, aquí se producen excelentes vinos blancos como Sauvignon Blanc, Chardonnay, Semillon y Chenin Blanc, así como ricos vinos tintos como Cabernet Sauvignon, Shiraz, Pinot Noir y Merlot.

Hoy, gracias a su pasado y sus excelentes vinos, Franschoek es un importante centro turístico, con talleres de artistas, granjas para degustación de vinos, tiendas de antigüedades y excelentes restaurantes.

La ciudad está llena de casas en el estilo colonial holandés del Cabo, alberga un monumento dedicado a los hugonotes y está inmersa en un paisaje sugerente de montañas y viñedos. Franschhoek es hoy reconocido sobre todo por ser la capital de la comida y el vino de Sudáfrica.

banner