Home / Antártida / Bouvet: una isla noruega entre África y la Antártida
La expedición noruega de 1927, isla Bouvet
La expedición noruega de 1927, isla Bouvet

Bouvet: una isla noruega entre África y la Antártida

En el Atlántico Sur hay una pequeña isla volcánica, casi totalmente cubierta por hielo: la isla de Bouvet. Esta isla se encuentra aproximadamente a 2.500 km al suroeste del sur de África. A 4.200 al este del Cabo de Hornos, parte extrema de América del Sur. Y a unos 1.800 km al norte de la Antártida. La igualmente remota isla de Georgia del Sur se encuentra a unos 2.500 km al oeste de Bouvet.

UNA ISLA DESCUBIERTA POR LOS FRANCESES

Esta isla, que tiene una extensión de casi 50 kilómetros cuadrados, fue descubierta el 1 de enero de 1739 por una expedición naval francesa que estaba en busca del gran continente austral. Al mando de los dos barcos que descubrieron la isla estaba Jean-Baptiste Charles Bouvet de Lozier, un explorador de Bretaña que en ese momento estaba al servicio de la Compañía Francesa de las Indias Orientales (Compagnie française des Indes orientales). Bouvet de Lozier, más tarde, en su carrera al servicio de la Compañía Francesa se convirtió (1750-1752 y 1757-1763) en gobernador de las islas Mascareñas, es decir, las islas Mauricio, Rodrigues y Reunión.

Los participantes de esta primera expedición no pudieron desembarcar sino que se limitaron a avistar parte de las costas de la isla en las brumas sin poder aclarar si era parte del continente antártico o una isla solitaria. Los franceses llamaron a la tierra que habían descubierto île de la Circoncision, pero no fueron precisos al marcar su posición. Algunas expediciones posteriores, incluida la comandada por el famoso capitán inglés James Cook, no lograron encontrar esta tierra misteriosa.

LOS INGLESES DESEMBARCAN EN LA ISLA

Sólo en 1808 dos barcos balleneros de una compañía inglesa lograron encontrar la tierra descubierta por Bouvet de Lozier. James Lindsay, que comandaba uno de los dos barcos, comprobó que la tierra descubierta 69 años antes por los franceses era una isla, pero ni siquiera los participantes de esta expedición pudieron desembarcar en la isla.

En 1822, un barco comandado por el capitán estadounidense Benjamin Morrell parece haber visitado la isla, pero es dudoso que Morrell haya visitado realmente la isla de Bouvet. Morrell en su diario dice que desembarcó en Bouvet, pero su testimonio no menciona la característica geográfica más evidente de la isla: la presencia de hielo en más del 90 por ciento de su superficie. El capitán de un ballenero inglés, George Norris, desembarcó en la isla el 10 de diciembre de 1825. La llamó Liverpool Island y reclamó su posesión para la corona británica. Pocas otras expediciones visitaron la isla en las siguientes décadas.

LLEGAN LOS NORUEGOS

La primera expedición que visitó extensamente la isla tuvo lugar en 1927. Fue la expedición noruega dirigida por Harald Horntvedt. Los noruegos construyeron una cabaña de troncos en la isla. Esta expedición realizó estudios científicos y mediciones oceanográficas. Después de la expedición, Noruega reclamó la isla que fue anexada formalmente al Reino de Noruega en 1928.

La expedición noruega de 1927, isla Bouvet
La expedición noruega de 1927, isla Bouvet

Una segunda expedición noruega llegó a la isla en 1928 y una tercera en 1929. Al año siguiente, Noruega tomó posesión no solo de Bouvet sino también de otros territorios antárticos: la isla de Pedro I y la tierra de la reina Maud.

Close
Suscríbete a nuestro canal YOUTUBE
Si te gusta viajar, suscríbete a nuestro canal de viaje YOU TUBE: